PLACARD CON MOÑITO

Todos acumulamos. Algunos más, otros menos…. pero la realidad es que siempre tenemos muuuuuchas más cosas que las que realmente necesitamos.

Hoy le toca el turno a la ropa. ¿Por qué? Porque parece que los placards se van haciendo cada vez más chiquitos y porque siento que cada vez tengo más ropa. Más ropa que no uso. Peeeeeero, por suerte, no soy la única.

Para evitar que cada vez que entres a tu cuarto veas que los cajones, repisas y el placard estén estallados, es bueno hacerse de algunos hábitos para limitar acumular ropa que no usás. Eventualmente, el objetivo es llegar a un “capsule wardrobe” o “vestuario cápsula o mínimo”. ¿Qué es? Es una mini colección de ropa para cada temporada con un número de piezas restringido que te obliga a ser más selectiva.

Para llegar a esta meta empecé a seguir algunas reglas básicas:

1. Lo que no usé en 2 años, sale.

2. Lo que no me queda, sale.

3. Trueque. Para que entre algo nuevo tiene que salir algo viejo.

Y, por último, un nuevo truquito que me pareció bastante práctico, usar un moñito.

¿Qué es el placard con moñito?

Agarras una cintita y la atás en un extremo (izquierdo o derecho) del riel en el placard. A medida que vas usando las prendas las vas pasando de un lado al otro. Si en un año (o el tiempo que te parezca) ves que quedan las mismas perchas con ropa sín usar de un lado…chau chau adiós!

Si no las usaste por ahora, las chances son que seguro no las vas a usar el próximo año, ni el otro. Así que dejá que esas cosas pasen a mejor vida. Regalálas, donálas o vendélas.

La excepción a la regla pueden ser algunos vestidos de fiesta que suelen tener menos uso.

Vos cómo haces para no acumular ropa?


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *